Battle Chasers: Nightwar – Review: “Del comic al JRPG”

por

REVIEW Luego de una exitosa campaña de Kickstarter, Battle Chasers: Nightwar es lanzado con el objetivo de complacer tanto a los ya seguidores de su cómic como a los fanáticos de los JRPGs que estén interesados en adentrarse en su historia. ¿Se pudo lograr esto? El análisis, a continuación…

Buscando a Aramus

Planteando como precuela lo mostrado en sus comics, Battle Chasers: Nightwar decide saltar de esta manera la clásica etapa de “presentación” entre los personajes y resume toda su historia hasta el momento mediante una pequeña narración al comienzo. Allí se puede ver como Gully, quien se pone como objetivo el encontrar a su padre, decide tomar los misteriosos -y poderosos- guantes que este dejó atrás y emprende viaje junto a sus compañeros hacia “la Línea Gris”, donde Aramus se dirigía antes de desaparecer.

Luego de ser atacados en pleno vuelo, Gully, Calibretto y Garrison son separados del resto y caen en un territorio completamente para ellos. Luego de sobrevivir a un par de emboscadas por parte de las criaturas de esta zona, estos deben ganar la confianza de los habitantes del pueblo de Harm’s Way y así determinar cual es el mejor camino para reencontrarse con sus amigos Knolan y Monica. Como es de esperarse, cada uno de estos personajes van a solicitar una prueba de que somos de fiar, lo cual va a mostrar que hay varias fuerzas detrás de los misteriosos eventos que suceden en estas tierras.

Grandes influencias

Desde el momento que comienza, este título no duda en ningún momento de mostrar la gran influencia que tuvo el anime en su diseño de personajes y habilidades. Aunque esta es bastante notable, los toques de animación americana que muestra en ciertos momentos y el voice acting de sus personajes le permite quedarse en una especie de punto medio, y eso es algo bastante bueno. Estas habilidades, al igual que los ataques de cada uno, no solo se destacan por el nivel de sus animaciones, sino por la sensación de poder que demuestran al ser utilizadas en el campo de batalla.

Aunque los dungeons se destacan por su randomización, enemigos y su gran nivel de detalle, es difícil pensar que no fueron realizados de esta manera para sentirse un poco “familiar” y generar la misma sensación que dan otros RPGs isométricos como Torchlight o Diablo. Si bien la adición de diálogos hablados es siempre bienvenida a un juego de este estilo, la falta de estos en ciertas ocasiones puede quitar un poco de la atmósfera y convertir una charla con un NPC en una situación donde uno solo quiere terminar de hablar y volver lo antes posible a explorar o combatir.

Pequeños grandes cambios

A diferencia de otros juegos inspirados por los JRPGs clásicos, Battle Chasers no presenta una exploración libre en su mapa global o encuentros aleatorios al momento de moverse por este. En esta oportunidad, los distintos caminos que se pueden tomar están identificados por puntos que pueden disponer o no de enemigos y que varía a medida que se entre a un dungeon o mismo se descanse en la taberna del pueblo. Como todo pueblo de RPG, existe la chance de comprar armamento, ítems y hasta conseguir quests, pero el nivel de lo que compremos va a estar limitado por la inversión que realicemos en cada establecimiento. A su vez, uno también puede encontrar recetas e ingredientes a lo largo del mapa y crear armas y armaduras que van desde la categoría más básica, hasta la que dispone de una mayor cantidad de efectos mágicos.

El sistema de combate por turnos sin duda es el punto fuerte del juego. Por un lado, resulta familiar por lo conceptos básicos en los que se maneja, pero también hace mucha más énfasis en el uso de buffs, debuffs y habilidades especiales; además de tener en cuenta los efectos extra que pueden darse al enfrentar ciertos enemigos. Si bien dispone de la típica barra de HP (hit points) y MP (mana points), los ataques pueden generar puntos de Overcharge, los cuales solo pueden ser usados durante el combate donde se generan para utilizar habilidades sin recurrir al uso de los puntos de maná.

El código de review utilizado fue proporcionado por THQ Nordic. El juego se encuentra disponible desde el 3 de Octubre para PlayStation 4, Xbox One y PC.