Bound by Flame – Review

por

REVIEW Spiders, el estudio encargado de títulos como Orcs and Men y Mars: War Logs, nos trae en esta ocasión Bound by Flame. Este nuevo Action RPG multiplataforma -que también sirve como el debut del estudio en PlayStation 4- posee un sistema de combate dinámico y adictivo, pero carece de varios elementos básicos del género. El análisis, a continuación…

Bound by Flame nos sitúa en un mundo al borde de la destrucción, donde 7 nigromantes llamados “Ice Lords” se han encargado de eliminar cualquier tipo de resistencia (sea humana o no) de la faz de la tierra a lo largo de los años, y solo la unión de las fuerzas restantes pueden ser la unica solucion a este avance. Recurriendo ya a las últimas opciones, se realiza un ritual para invocar a un demonio de fuego, pero este termina poseyendo a nuestro personaje, Vulcan, convirtiéndolo en el factor clave para derrotar a estos nigromantes y su ejército de muertos.

Como es de esperarse, este demonio trata de influir de una manera negativa en toda decisión importante que realizamos a lo largo del juego, muchas veces comprometiendo la relación que tenemos con ciertos personajes y, de esta manera, cambiando el desarrollo de la historia y nuestra apariencia. Cualquiera sea el caso, el objetivo original no cambia y visitamos varias locaciones buscando fortalecer la resistencia contra los Ice Lords y, a su vez, mejorar el control de los poderes de fuego que obtenemos inicialmente. Cada personaje de nuestro grupo también tiene su propia historia, y solo dialogando con ellos y ayudándolos con sus propias quests, vamos a aprender de su pasado e información útil de la raza o grupo al que pertenecen.

Como los títulos anteriores de Spider, Bound by Flame no se destaca demasiado por sus graficos, aun en su versión de PlayStation 4. Potenciado por el Silk Engine, el juego utiliza un diseño celshaded para sus modelos y escenarios, algo raro en este tipo de género, pero que se acomoda bien al diseño de los personajes y enemigos que encontramos. Lamentablemente, aunque podemos seleccionar entre varios parámetros para customizar a nuestro protagonista, las opciones son muy limitadas y los resultados están lejos de ser lo que queremos generalmente. Las animaciones y expresiones durante las cutscenes tampoco ayudan debido a que se ven rígidas y poco naturales, algo que es complementado con diálogos completamente hablados, pero que son confusos y están llenos de clichés y chistes poco creativos.

Al igual que algunos RPGs, Bound by Flame sufre de algunos problemas en sus misiones debido a lo lineal que puede llegar a ser. Esto se nota principalmente en las sidequests que obtenemos con los NPCs de cada capítulo por ejemplo, ya que en ciertas oportunidades no son fáciles de encontrar y hasta podemos descubrir que no podemos completarlas por no haber leído a tiempo nuestro diario. El no cumplir estas misiones secundarias también nos quita una de las pocas chances que tenemos de conseguir ciertas armas o armaduras en el juego, algo que no pasa seguido con los cofres que encontramos o que son muy caras para comprar en las tiendas. Para contrarrestar esto, el juego dispone de un sistema de creación de items sobre la marcha con el que podemos agregar o mejorar efectos sobre nuestro equipo, algo que puede darnos la ventaja durante muchas de las batallas.

Quizás el punto más fuerte del juego es la posibilidad de poder usar 3 estilos de combate distintos sobre la marcha. Como es de esperarse, estos tienen sus propios árboles de habilidades (activas y pasivas) y se clasifican en:

  • Warrior: utiliza armas de doble mano como espadas, hachas y martillos que generalmente son lentas pero realizan una gran cantidad de daño al enemigo. También dispone de una habilidad para empujar / patear al enemigo que puede detener ataques y romper la defensa de nuestros enemigos.
  • Ranger: usa armas pequeñas como dagas y su sigilo para realizar ataques rápidos y críticos. También podemos esquivar ataques enemigos para luego conectar contraataques contra ellos.
  • Pyromancer: este árbol se concentra en hechizos de fuego ofensivos y de soporte que pueden potenciar el ataque de los otros 2 estilos.

En el caso de querer atacar a distancia -y no disponer de mana para hechizos- podemos usar ballestas o planear un ataque sorpresa instalando trampas, las cuales pueden infringir daño a varios enemigos a la vez. Cabe destacar que aunque tenemos varios personajes para seleccionar, solo vamos a poder estar acompañados por uno solo a la vez y, según sus habilidades, podemos elegir entre distintas tácticas para cada uno de ellos.