Call of Duty: Ghosts – Review

por

REVIEW Luego del éxito de sus últimas dos sagas (Modern Warfare y Black Ops), Activision lanza Call of Duty: Ghosts; un nuevo juego que, aunque tenga algunas similitudes con uno de los personajes de Modern Warfare 2, promete tener una trama nueva, original, compleja y más “humana” que los anteriores.

Según la historia, “Ghosts” es el nombre que recibieron los soldados de TIER 1 que se hicieron temidos por sus enemigos despues de vencer en completa desventaja gracias a sus tácticas de combate y sigilo durante una de sus misiones. Al menos esto es lo que Elias Walker (un marine retirado) le relata a sus hijos Logan y David antes de que la zona donde se encuentran es atacada y destruida casi completamente por un sistema de defensa orbital llamado ODIN (Orbital Defense Initiative).

Minutos antes del ataque, vamos a ver mediante el punto de vista del astronauta especialista Baker como “La Federación” (una alianza de varios países petroleros de Sudamérica) invade la estación espacial encargada de esta arma y procede a ingresar como objetivos las ciudades más importantes de Estados Unidos. Afortunadamente, el bombardeo cinético es detenido a los pocos minutos gracias al sacrificio de Baker y algunos astronautas más, lo que minimiza el daño general pero lamentablemente deja a varios sectores del país completamente en ruinas.

Ya pasaron 10 años desde este ataque, y tanto Logan como David ahora forman parte de una unidad militar bajo el mando de su padre. Para la sorpresa de este último, sus hijos descubren durante una misión que La Federación está recibiendo ayuda de un americano llamado Rorke, quien aparentemente fue el líder de los Ghosts y uno de los más temidos en el pasado. Al parecer, el objetivo de Rorke es vengarse de los compañeros que lo abandonaron y lo dieron por muerto, y que EEUU caiga en el proceso, por lo que vamos a tener que seguir sus rastros y tratar de descifrar sus planes realizando misiones a lo largo de toda América junto a los Ghosts que aún se encuentran vivos.

En la denominada Current Gen (PlayStation 3 / Xbox 360), se puede ver una mínima mejora de rendimiento general comparado con Black Ops II, pero en más de una ocasión vamos a ver que el apartado gráfico (texturas y efectos) sigue dejando mucho que desear. Esto se puede observar por ejemplo en ciertos personajes, como es el caso de Riley (nuestro perro), o en las armas, donde los modelos tienen algunas texturas pixeladas y sin mucho detalle. Los escenarios tampoco se destacan mucho por su calidad general, y durante algunos momentos claves que involucran destrucción, estas versiones se sienten “incompletas” cuando son comparadas con las de PlayStation 4 o Xbox One.

En el caso de las consolas Next Gen, vemos que este aun no aprovecha al máximo el hardware disponible por ser de la primer tanda de juegos disponibles, pero se siente como una versión “final” del título sin duda. A diferencia de PlayStation 3 o Xbox 360, podemos ver que la definición de las texturas, efectos y la destrucción son más realistas y detalladas, pero solo en PlayStation 4 apreciamos una resolución nativa de 1080p mientras que en Xbox One corre en 720p, presentando algunos “jaggies” en sus modelos y mapas. Algo que se presenta en todas las versiones disponibles es que, por más que todos los personajes muestran un voice acting convincente durante toda la campaña, al momento de interactuar con nosotros se corta la atmósfera del juego debido a que ninguno de los protagonistas que utilizamos emite algún tipo de respuesta.

En términos generales, la jugabilidad y controles de Call of Duty: Ghosts se mantienen similares a los de sus predecesores tanto en el single como el multiplayer. Igualmente, podemos notar que hay algunos agregados como la posibilidad de utilizar a nuestro perro Riley al inicio de la campaña, asomarnos desde los bordes, movernos más fácilmente sobre obstáculos, etc., pero nada que cambie radicalmente la experiencia general. Algo que se siente como un paso para atrás, es que la campaña vuelve a ser completamente lineal y no tenemos la posibilidad de elegir distintos caminos a lo largo de la historia como pasaba en Black Ops II, lo que minimiza las chances de jugar nuevamente la historia si no somos fanáticos de conseguir todos los trofeos o logros.

Además de los modos multijugador más populares (Free for All, Team Deathmatch, Search and Destroy, Domination, etc.) y los ya conocidos Kill Confirmed e Infected, Ghosts agrega Cranked, Grind y Hunted al listado, extendiendo notablemente la cantidad de modos disponibles para jugar con gente de todas partes del mundo. Para darnos la chance de ser un poco mas “únicos”, además de poder crear las clases con las armas, killstreaks y perks que nos gusten, tenemos también la opción de customizar a nuestro soldado. Gracias a esto, podemos elegir por primera vez el sexo de nuestros personajes, la apariencia de su cara, uniforme, y agregar cualquier item que obtengamos por el uso de ciertas armas o attachments en el multiplayer.

Se agrega tambien un nuevo modo llamado Squads, donde podemos jugar contra otros escuadrones (ya sea manejados por personas o IA) o resistir varias oleadas de enemigos que van incrementando su dificultad a medida que avanzamos. Luego de finalizar el primer nivel de la campaña, se nos habilita el nuevo componente cooperativo llamado Extintion. Para innovar un poco y hacerle competencia al modo Zombies, Extintion nos da la chance de elegir entre 4 clases, cada una con sus propias habilidades y mejoras, para sobrevivir los ataques de varios tipos de extraterrestres, donde la coordinación y el trabajo en equipo es clave para sobrevivir durante todas las oleadas.