Call of Duty: WWII Private Beta – Hands-On: “Volviendo a las raices”

por

HANDS-ON Luego de varios años de tambalear sobre otros periodos temporales e historias de ciencia ficción, uno de los FPS más populares decide volver a sus raíces de la Segunda Guerra Mundial. ¿Qué es lo que se pudo ver durante el primer fin de semana de la beta del tan esperado Call of Duty WWII? Mis impresiones, a continuación…

Como se mencionó arriba, Call of Duty finalmente vuelve al periodo que lo hizo tan popular en el pasado, la Segunda Guerra Mundial. Aunque recientemente tuvimos un “acercamiento” a este conflicto con la recreación de la Primera Guerra a manos de Battefield 1, Call of Duty siempre se caracterizó por ser el juego al que se acude para tener acción casi inmediata y -que lamentablemente- no requiere tanto trabajo en equipo. Como es de esperarse, WWII no es la excepción a esta regla y no presenta cambios drásticos como vehículos o mapas inmensos, sino que se concentra en cambiar varios aspectos de la customización en lo que se refiere al Multiplayer.

Si bien el Multiplayer no dispone de momentos épicos como pasa generalmente con el Singleplayer, se puede ver que este modo se encuentra bien optimizado ya que en ningún momento es notable una gran caída de fps, aún estando en constante presencia de explosiones, disparos y otros jugadores que se mueven de un lado para otro. Los mapas, que no se caracterizan por ser amplios o poseer muchos caminos para explorar, son fácilmente distinguibles -y hasta reconocibles- debido a que se basan en zonas completamente distintas entre sí como Pointe Du Hoc, Ardenas y Gibraltar, con climas y edificaciones características de cada lugar. Los modelos de los personajes quizás no son los más detallados, pero gracias a la fluidez de sus movimientos y acciones, y la calidad de las armas, esto queda bastante opacado durante la acción.

Al igual que otras betas actuales, la de MWII consistió en mostrar una parte del Multiplayer y darnos la chance de probar varios modos de juego y mapas que se van a encontrar disponibles el día de su salida. Disponiendo de cinco slots para crear distintos loadouts, se debe elegir primero a qué Division (Infantry, Expeditionary, Airborne, Armored o Mountain Division) se asignará este slot y, a partir de ahí, seleccionar qué armas y attachments van a utilizar, el Basic Training (o Perk) y los ya conocidos Scorestreaks que se activan obviamente al llegar a una cantidad determinada de puntos y que no solo se concentran en dañar al enemigo, sino que pueden servir de soporte para el resto del equipo. A su vez, se pudo ver que cada División puede subir de nivel y destrabar nuevas habilidades y armas que pueden ser de gran utilidad contra jugadores más habilidosos.

La beta, si bien se volvía un tanto monótona rápidamente por la corta duración de las partidas, funcionó bien en términos generales y cumplio su proposito. Afortunadamente, el lag contra gente de otras regiones fue bastante bajo y el resultado muchas veces no depende de las armas, sino de la habilidad de moverse rápidamente por el mapa y el rendimiento del resto del equipo al momento de capturar o defender los puntos necesarios. Esto último, lamentablemente, es difícil de conseguir en oportunidades aunque se esté jugando Domination, ya que la mayoría de la gente que uno encuentra se concentra más en incrementar su K/D Ratio que en capturar las zonas.

El código para acceder a la Beta Privada de Call of Duty: WII fue proporcionado por Activision. El juego se encontrara disponible a partir del 3 de Noviembre de 2017 para PlayStation 4, Xbox One y PC.