Castlevania: Lords of Shadow 2 – Review

por

REVIEW En el 2010 tuvimos la chance de ver un nuevo tipo de Castlevania que se enfoco mas en su sistema de combate que en sus puzzles y que por esto fue visto solamente como un clon mas de God of War. Para bien o para mal, Castlevania: Lords of Shadow tuvo un final abierto, y la historia de los Belmont estaba lejos de terminar.

Al finalizar del primer Lords of Shadow, nos enteramos que el personaje principal, Gabriel Belmont, aun sigue vivo en tiempos modernos después de su pelea con Satán y que se convirtió en el inmortal príncipe de las tinieblas, Dracula. Como es de esperarse, el cómo o el porqué de esto no se nos explica completamente al comienzo del juego, sino que se va desarrollando a medida que avanzamos y se nos informa de los eventos de Castlevania: Mirror of Fate, donde Gabriel (como Dracula) se enfrentó a su hijo Trevor y terminó reviviendolo como ‘Alucard’. Este último tuvo que enfrentarse a su hijo también, pero al parecer los detalles de la pelea con Simon son irrelevantes en los eventos de LoS2.

Como se ve en el epílogo de Lords of Shadow, el descanso de Dracula es interrumpido por su antiguo mentor y enemigo Zobek, quien le informa del inevitable regreso de Satán a la Tierra, y solicita su ayuda para poder detenerlo una vez más antes de que sea tarde. A cambio de esto, Zobek le ofrece la única arma que puede ayudarle a acabar con esta “maldicion” que es la inmortalidad y obtener el descanso eterno, la Vampire Killer. Habiendo perdido sus recuerdos y gran parte de sus poderes a través de los siglos, Gabriel acepta estos términos y, junto a la ayuda de algunos “aliados” como el guardaespaldas de Zobek y los espíritus de su difunta esposa Marie y su hijo Trevor, toma la tarea de derrotar a los seguidores de Satán y evitar que el ritual de resurrección sea exitoso.

Lords of Shadow 2 no se diferencia mucho de su predecesor gráficamente, pero se realizaron cambios para mejorar el rendimiento general debido a las amplias locaciones que visitamos y la cantidad de enemigos que vemos en pantalla. A diferencia de LoS, el modelo de Gabriel como Dracula esta lleno de efectos y detalles en muchos de sus movimientos y acciones, en especial cuando involucran la presencia de sangre o el uso de las armas mágicas durante los combos. Aunque el diseño de los bosses también sea uno de los puntos fuertes debido a su originalidad, los enemigos menores que vamos encontrando no impactan de la misma manera lamentablemente, mas que nada por parecer “simples” o hasta muy similares a los que encontramos en otros juegos.

Afortunadamente para nosotros, el elenco del juego anterior regresa para aportar sus voces y podemos disfrutar nuevamente del talento de Robert Carlyle para el papel de Gabriel / Dracula, y de Patrick Stewart para la voz de Zobek que, aunque no obtiene tanto tiempo en pantalla como el protagonista, se encarga de narrar parte de la historia entre medio de las grandes peleas. Gracias a ellos, se ve como muchos de diálogos entre los personajes cobran vida, aunque algunos solo se concentren en como Gabriel trata de convencer al espíritu de su hijo de que aun hay algo bueno dentro de él.

Lords of Shadows 2 mantiene su fórmula previa y le da mayor prioridad al sistema de combate, pero modifico gran parte los metodos de exploracion, agregando varias secciones de sigilo para usar los nuevos poderes de Gabriel y la posibilidad de movernos en un estilo ‘open world’ entre dos periodos de tiempo: el actual y el pasado. El presente quizás es la sorpresa más esperada debido a que es la primera vez que lo vemos en esta saga pero, debido a que los distritos no se diferencian mucho uno de otro y los interiores siempre parecen ser similares, uno tiende a preferir las locaciones que se ven en el pasado, cuando todo el territorio formaba parte del castillo de Dracula, y recorremos grandes habitaciones ocupadas por demonios o soldados medievales.

El sistema de combate ya no depende completamente de cómo invertimos los puntos en cada skill, sino que cada arma se pueda mejorar en sí mediante el constante uso de cada uno de sus movimientos (algo que obviamente nos incita a aprender gran parte de estos). Entre las armas a nuestra disposición tenemos el ‘Shadow Whip’, que es comparable a la Combat Cross de Lords of Shadows, la ‘Void Sword’ que recupera vida con cada golpe exitoso y las Chaos Claws, que nos permiten romper armaduras y atravesar los bloqueos enemigos. Estas últimas dos utilizan distintos tipos de energía (como pasaba con la magia en LoS) y para obtener los orbes para recargarlas debemos llegar a un cierto número de hits y bloquear ataques exitosamente, que además nos permiten realizar contraataques (algo crucial con gran parte de los enemigos que encontramos a lo largo del juego).