Destiny 2 – Review: “Promesas cumplidas”

por

REVIEW Hace casi tres años salía uno de los FPS más esperados e hypeados de los últimos tiempos. Luego de una salida que recibió duras críticas debido al desarrollo de su historia, sistema de loot y un endgame poco satisfactorio, Destiny pasó por varios -y grandes- cambios hasta convertirse en el juego que es hoy en dia. Con esta experiencia de por medio, Bungie asegura que Destiny 2 es lo que sus jugadores esperan, y no otro juego “incompleto” y sin sentido. ¿Es este el caso?

“You… are a Guardian”

El primer Destiny, aún con sus inconvenientes, siempre se basó en una historia bastante simple donde un ente de luz al que denominaron “Traveller” ayudó a la raza humana a prosperar y expandirse a lo largo del universo. Ante la invasión de un enemigo al que solo se lo conoce como “La Oscuridad”, el Traveller debió sacrificar una parte de sí mismo para rescatar a todos los humanos posibles y establecer en la Tierra el último bastión contra esta oscuridad y cualquier enemigo que amenace su supervivencia.

Para repeler cualquier tipo de ataque contra la ciudad, este decidió utilizar parte de su luz para crear los Ghosts, pequeñas unidades capaces de seleccionar y crear a la última fuerza de defensa, los Guardianes. Estos, si bien no pueden morir gracias a la luz que reciben del Traveller, deben sacrificarse una y otra vez para defender la última ciudad de la Tierra junto a la ayuda del Vanguard. Este grupo, compuesto por tres de los Guardianes legendarios, no solo se encarga de lidiar con potenciales enemigos o conflictos, sino que monitorea la muralla que protege la ciudad para evitar que el esfuerzo del Traveller haya sido en vano.

Aunque los nostálgicos aprecien que Destiny 2 reconoce los esfuerzos y misiones que se realizaron en su precuela y las expansiones que salieron, su historia en esta oportunidad se enfoca en la invasión de una fuerza a la cual no se le dio mucha importancia previamente, los Cabal. Liderados por Dominus Ghaul, la denominada Red Legion realiza un ataque sorpresa a la Torre donde se encuentran los integrantes del Vanguard (Zavala, Cayde-6 y Ikora Rey) y, en la distracción, procede a tomar la ciudad con un gran número de naves, tanques y soldados. Mientras tanto, el Guardian que uno controla vuelve de una misión y descubre que toda la ciudad se encuentra bajo un asedio y debe ayudar a repeler al enemigo y evacuar a los inocentes que se vieron atrapados en el fuego cruzado.

Si bien esto sería una tarea “normal” para cualquier Guardian gracias a los poderes y habilidades que poseen, todo toma un giro inesperado cuando Ghaul detiene un ataque sobre su nave y despoja a todos los Guardianes de su luz al contener al Traveller, dejándolos completamente vulnerables y, en consecuencia, convirtiéndolos en simples mortales. Luego de que nuestro Guardian es pateado de la nave que trato de sabotear y escapa lentamente hacia las afueras de la ciudad, termina encontrándose con Hawthorne, una de las pocas personas que decide retirarse a la EDZ (European Dead Zone) para reagruparse y reevaluar la situación.

Mientras que los integrantes del Vanguard se encuentran en distintas partes de la galaxia para afrontar su nueva “condición” y pensar en sus opciones, nuestro personaje no duda en adentrarse en una de las partes más peligrosas de la EDZ e interactúa con uno de los fragmentos del Traveller para recuperar parte de sus poderes y, obviamente, la posibilidad de revivir con la ayuda de su Ghost. Contando nuevamente con la luz de nuestro lado, no solo podemos volver a ayudar a quien necesita una mano en la Tierra, sino que debemos viajar a otras locaciones como Titan, Nessus e Io para convencer a Zavala, Cayde e Ikora de que vuelvan a la Tierra y piensen en una manera de tomar nuevamente la ciudad y evitar que Ghaul concrete sus planes de obtener la luz por la fuerza.

Viendose mejor que nunca

Desde que empieza la campaña, Destiny 2 no duda en utilizar cualquier recurso a su disposición para mostrar cómo el caos y la destrucción plagan la Torre y, en consecuencia, la ciudad que esta debía proteger el Vanguard. Además de presenciar cómo las explosiones y el fuego cubren cualquier lugar que nos parecía familiar, se puede ver como personajes claves de allí ayudan a repeler los ataques enemigos y evacuar a los civiles que se vieron involucrados en el ataque inicial. De estos, los tres que obviamente se destacan desde un comienzo por sus fuertes -y alguna veces graciosas- personalidades y su excelente voice acting, son Zavala (Lance Reddick), Cayde-6 (Nathan Fillion) e Ikora Rey (Gina Torres).

Gracias a que estos se ven afectados personalmente por la pérdida de luz y debemos buscarlos a lo largo de la galaxia para que recapaciten, podemos visitar nuevas locaciones llenas de información, secretos y hasta nuevos personajes que, en ocasiones, nos sacan alguna que otra carcajada al interactuar con otros, o mismo con nuestro querido Ghost. Si bien es normal asombrarse por las vistas que se pueden encontrar en cualquiera de las nuevas regiones, es la música lo que generalmente hace que todo encastre correctamente dentro y fuera de combate. Lo mejor de esto, es que no solo aplica a los momentos claves de la historia o los Strikes, sino que puede darse en cualquier evento público, al explorar ciertas partes del mapa o mismo durante un encuentro de PvP.

Para demostrar la “individualidad” y estilo de nuestros personajes, tenemos la chance de cambiar el patrón de colores de armas, armaduras y naves mediante shaders, y en el caso de los emblemas, muchos no solo son dibujos estáticos sino que también pueden servir para trackear distintos valores como enemigos matados, eventos públicos heroicos pasados, etc etc. Como es de esperarse, la cantidad y variedad de armas y armaduras nuevas es notable, y esto hace que las combinaciones que uno le puede dar a sus personajes sea casi ilimitado.

Tanto para hacer y tan poco tiempo para hacerlo

Destiny 2 cuenta con tres clases distintas: Hunter, Titan y Warlock. Cada una de estas, dispone a su vez de tres subclases elementales (arc, solar, void) que tienen roles claves al momento de jugar en PvE como en PvP. Cabe destacar que cada clase también tiene una habilidad especial y que puede acomodarse a las necesidades del equipo o el jugador. De esta manera, el Hunter puede esquivar o acercarse a los enemigos con un roll, el Titan pueda crear un muro para defender temporalmente una posición y el Warlock pueda dar un boost de regeneración o daño a el y sus aliados en una pequeña área.

A simple vista, uno puede ver como Bungie decidió cambiar muchas cosas, pero sin alejarse de eso que claramente le resultó más entretenido y hasta adictivo para la gente. Por un lado, contamos con una historia que presenta a un enemigo con un plan concreto y, a su vez, nos deja ver un lado distinto -y hasta más humano- de muchos personajes. La exploración, que solo era importante al comienzo, tuvo varios cambios que no solo involucran la chance de ver cuando y donde suceden los eventos públicos, sino que otorgan grandes recompensas y nos generan muchas ganas de completar en todo momento. También está la chance de explorar los denominados Lost Sectors, jugar siquequests denominadas Adventures y, en el caso de finalizar la campaña, se pueden revivir los viejos hábitos de patrullar a lo largo del mapa.

Para visualizar todo esto o elegir una misión en particular solamente se debe mantener apretado el touchpad y apreciar como el director nos da toda la información que necesitamos sobre cada región y los challenges que tenemos actualmente activos. Esto también funciona con las misiones de la historia, y es por eso que uno puede seleccionarla del mapa, acercarse a ella (caminando o utilizando los nuevos puntos de fast travel) y activarla como si fuera una misión de patrulla común y corriente. En el caso de que estas misiones no cambien algo muy grande del mapa o activen algo en particular, es normal que no se vea una pantalla de carga, y eso ayuda bastante a mantener la ilusión de que todo está conectado.

Como se mencionó en notas pasadas, las armas en esta oportunidad se clasifican en Kinetic, Energy y Power Weapons para marcar mejor sus roles tanto en PvE como PvP. Las que se encuentran en Kinetic pueden utilizarse ante cualquier enemigo, pero el daño es reducido en el caso de ser usado contra un escudo elemental. Las de Energy sirven para destruir más rápidamente los escudos y logran un efecto superior al dañar el escudo del mismo elemento. Finalmente, las de Power realizan un daño mayor que las anteriores y en muchos casos sirven para ofrecer un crowd control mayor. En el caso de ser legendarias o exóticas, tanto las armas como armaduras pueden ser llevadas a un poder superior sacrificando una de la misma clase y obviamente un número superior.

El gran cambio que presenta PvP, y que ya fue marcado antes, fue la disminución de jugadores por equipo, convirtiendo todos los modos disponibles de 6vs6 a 4vs4. Hasta el momento, el cambio no se sintió como algo negativo y también ayuda a que cada partida se base aún más en el teamplay que antes. Por esta razón, se cambió el sistema de puntos tradicionales y ahora cada partida finaliza mostrando nuestro rendimiento general en la columna de “eficiencia”. Debido a la ya mencionada cantidad de jugadores, los mapas de PvP son obviamente un poco mas chicos que los de su precuela, pero se sienten bastante balanceados al momento de jugar por objetivos como Control o Countdown, y a su vez, bastante convenientes para escapar en modos como Clash o Supremacy.

Nota (08/09/17)
Por el momento, Destiny 2 es una experiencia bastante completa y estable en todo sentido. La historia cumple, la exploración es entretenida y las recompensas son motivantes. Lamentablemente, aun no me encuentro en dar un puntaje final porque no se habilitaron ni el Raid (próxima semana) ni los tan esperados Guided Games, pero sin duda va a ser un puntaje positivo el que acompañe a la nota final.

Update (27/09/17)

Escuchar es la clave

Luego de subir mi Power Level hasta 290 y ayudar a un par de integrantes de mi fireteam en su necesario grinding, finalmente nos dispusimos a hacer el primer raid de Destiny 2. Leviathan, a diferencia de lo que habíamos visto en raids de Destiny, trata de ser más una prueba de habilidades, coordinación y comunicación, y no tanto una masacre sin sentido (aunque haya un par de momentos que sí se asemejan a eso). Este tipo de “Coliseo”, dividido en tres pruebas y un combate final, es dirigido nada más y nada menos que por una especie de Julio Cesar cabal llamado Calus.

Calus, buscando obviamente su propio entretenimiento, nos hace pasar por tres pruebas:

  • Pleasure Gardens, donde debemos eliminar a su ejército de bestias utilizando un buff especial que otorgan las plantas de esa habitación.
  • Royal Pools, el cual testea nuestra comunicación para ir rotando jugadores a lo largo de varias secciones y poder renovar el buff necesario para sobrevivir a las aguas de allí.
  • The Gauntlet, donde dos jugadores son asignados a correr en una especie de circuito de obstáculos para “impresionar” al emperador mientras el resto les abren el paso.

En el caso de ser exitoso en estas tres secciones y llegar finalmente hasta el trono de Calus, el fireteam tiene que encontrar la manera de bajar sus defensas y luego eliminarlo. Para lograr esto, todos los integrantes deben mantenerse nuevamente en constante comunicación aún al ser separados, ya que el avance de cada lado depende totalmente del esfuerzo del otro lado. De esta manera, Leviathan no solo sirve para conseguir mejor loot, sino que ademas nos obliga a mejorar la coordinación de todos los integrantes del fireteam y fomentar el trabajo en equipo, en especial porque cada integrante solamente puede revivir una vez a un compañero, y no ilimitadamente como antes. En el caso de derrotar a Calus, uno puede ver que esto es algo más que un personaje que busca entretenimiento con nosotros, y que el lore de Destiny 2 solo sigue expandiéndose constantemente ante nuestros avances.

Habiendo finalizado el raid, el nightfall, varias rondas de Trials of the Nine, y el resto de las quests semanales, se puede ver que el endgame se basa finalmente en encontrar el set de armadura y armas que más nos favorezcan y nos hagan sentir más cómodos al momento de jugar en PvE y PvP. Al momento de actualizar esta review, podemos ver como las facciones volvieron nuevamente a Destiny, dandonos la chance de obtener aún mas loot con características especiales y que muchas veces pueden resultar indispensables en cualquiera de los modos cooperativos y competitivos disponibles.

Update (01/11/17) – Destiny 2 (PC)

Desde que Destiny 2 fue anunciado para PC, quizás la mayor preocupación que tuvieron sus interesados fue la calidad del “port” con la que se iban a encontrar. Aunque Bungie afirmó que este trabajo se estaba realizando desde cero y bajo su supervisión, toda duda que quedaba sobre esto fue disipada hace unos meses, cuando la beta de PC fue lanzada mediante Battle.net a todo el público y recibió un aluvión de críticas positivas.
Pasaron casi dos meses desde su lanzamiento en consolas y, afortunadamente, Destiny 2 en PC es todo lo que se esperaba. En el caso de disponer de hardware high end, los jugadores de PC no solo pueden aprovechar del uso de resoluciones 4K (incluyendo la ultra wide), sino que no están limitados por un número específico de cuadros por segundo, y hasta poseen un gran número de opciones gráficas para cambiar a gusto (calidad de efectos, texturas, distancia de visión, etc) . Esto último, a su vez, permite que muchos equipos “viejos” o que no disponen de una gran VGA, puedan correr sin problemas y hasta de una manera bastante fluida este juego.
El uso de teclado y mouse resulta ser un game changer para muchos de los veteranos de Destiny en consolas, especialmente porque esto permite movimientos más rápidos y con mayor precisión, algo que siempre se menciona al momento de comparar un FPS en consolas y en computadoras personales. En el caso de que uno no se sienta cómodo utilizando esos periféricos (como me pasó a mi), Destiny 2 también dispone de soporte nativo para los gamepads de PlayStation 4 y Xbox One, ayudando bastante en la transición para muchos o mismo para usarlo sin ningún tipo de configuración extra de por medio.
Otra cosa digna de destacar de esta versión, es que sin importar en qué modo de juego se encuentre uno (cooperativo o competitivo), en ningún momento me encontré notando problemas de conexión o picos de lag por parte mía y de mis amigos o mismo de mis contrincantes, algo que definitivamente sí se nota en consolas al momento de enfrentar a gente de Brasil en Crucible o mismo hacer actividades junto a ellos.

El código de review utilizado fue proporcionado por Activision. El juego se encuentra disponible desde el 6 de Septiembre de 2017 para PlayStation 4 y Xbox One, y desde el 24 de Octubre para PC.