Diablo III – Review

por

REVIEW La tercera entrega del Action RPG / Hack & Slash más conocido de PC llega finalmente a consolas. Con más de un año de diferencia a su contraparte, ¿puede ser esta la versión de Diablo III que todos esperábamos?

Pasaron 20 años desde los eventos de Diablo II, y Deckard Cain continua su tarea de advertir y proteger a la humanidad como el último de los Horadrim (la hermandad creada por el arcángel Tyrael para combatir a Diablo, Mephisto y Baal) desde la catedral de Tristam. Mientras él se encuentra leyendo textos antiguos acerca de una inquietante profecía junto a Leah, su sobrina, la catedral es impactada por una estrella y Deckard Cain desaparece en el cráter generado por esta.

Debido a este misterioso evento, nosotros llegamos a la ciudad de New Tristam, donde junto a Leah vamos a investigar si Deckard sobrevivió al impacto y, de ser así, si sabe que es exactamente lo que sucedió. Mientras investigamos el cráter que dejo esta estrella, vamos a ver que la energía que emite es la culpable de que revivan los restos humanos que se encuentran cerca y el incremento de monstruos de la zona.

Luego de indagar este evento y encontrar al culpable, descubrimos que esto es una advertencia de la profecía que se menciono previamente, y nos indica que Belial (Señor de las Mentiras) y Azmodan (Señor del Pecado) planean invadir Sanctuary. Para detener esto, vamos a tener que recorrer varias zonas de este mundo (algunos vistos en los juegos anteriores) y encontrar una manera de eliminar tanto a ellos como a sus tropas antes de que consigan incrementar sus poderes, los cuales generalmente requieren sacrificios humanos de algún tipo.

Habiendo jugado la versión de PC hace un año, puedo afirmar que el juego no sufrió de un gran cambio grafico, lo cual no es algo negativo. Los movimientos, efectos y detalles de personajes, enemigos y niveles siguen casi intactos, y solo vamos a sufrir de algunos “jaggies” debido a la resolucion de las consolas de esta generación (720p) y algunas texturas un tanto sencillas. Aunque la historia se encuentre narrada utilizando el engine grafico del juego, Blizzard logra demostrar nuevamente la sorprendente calidad que tienen sus videos CGI en varias oportunidades, un detalle que los fans de la saga van a apreciar seguramente.

Algo destacable es que, aun encontrándonos rodeados por enemigos y estar utilizando una gran variedad de habilidades y hechizos contra ellos, son pocas las ocasiones donde notamos que el rendimiento del juego cambia, manteniendo la fluidez durante todo momento. Una decisión inusual por la gente de Blizzard fue la de limitar el idioma de las voces y textos a la región a la que pertenece, por lo que la versión latinoamericana que se uso para esta review solo dispone de español neutro. Aunque estas voces cumplen su papel adecuadamente, la decisión deja a los fanáticos deseando la posibilidad de apreciar las voces y textos originales.

Al igual que los títulos anteriores, Diablo III cuenta con varias clases de personajes para usar:

  • Witch Doctor: con varios aspectos del Necromancer de Diablo II y aplicandolos al voodoo y shamanismo, estos personajes pueden invocar monstruos, tirar maldiciones, cosechar almas, usar venenos y explosivos.
  • Barbarian: al igual que el anterior titulo, los barbaros se encargan de generar grandes cantidades de daño con distintas habilidades y ataques melee. Estas habilidades consumen furia, la cual se obtiene recibiendo daño de los enemigos o atacandolos.
  • Wizard: utilizando poder arcano, esta clase se encarga de utilizar hechizos de fuego, hielo, rayos y algunos que permiten ralentizar el tiempo o transportarnos lejos de enemigo y a través de paredes.
  • Monk: los monjes son los encargados de utilizar distintos estilos de artes marciales para lisiar enemigos, resistir daño, desviar proyectiles y atacar con gran rapidez para luego conectar ataques de gran magnitud. Estos personajes gastan espíritu para sus habilidades, y este se regenera a medida que atacamos solamente.
  • Demon Hunter: tomando habilidades de la asesina y amazona de Diablo II, los cazadores de demonios utilizan ballestas como armas principales y varios tipos de trampas como habilidad secundaria. Estos requieren de dos elementos para usar sus habilidades, odio y disciplina donde la primera se regenera bastante más rápido que la segunda.

Todos estos personajes pueden ser creados tanto como hombre o mujer, pero lamentablemente solo disponen de un único diseño. Esto quita algunos puntos debido a que juegos similares nos permiten customizar un poco más a nuestros personajes, y no solo se diferencian por el equipo que tengan en ese momento.

Como en todo Hack & Slash, gran parte de nuestro tiempo es utilizado para eliminar hordas de enemigos a los largo de los distintos capítulos, dejando las quests que conseguimos como algo secundario. Lo que nos motiva a dedicarle muchas horas a un juego tan enfocado en combatir, son los items que conseguimos al derrotar a estos enemigos (o loot) que, según nuestra suerte o dificultad del enemigo que enfrentamos, puede ser normal, mágico, raro o único. La diferencia además del color y diseño, va a ser que cada uno va a tener distintos efectos mágicos que van desde incremento de daño, velocidad de ataque, robo de vida por golpe, hasta mejoras que solo aplican a una clase de personaje en particular.

Entre los cambios mas preocupantes de la conversión de Diablo III a consolas, estaban el reemplazo de los controles (por la ausencia del tradicional teclado y mouse) y si requeriria una conexión a internet, como pasaba en su versión de PC. Afortunadamente, los controles son los más cómodos que vi para un Action RPG en consolas, distribuyendo las habilidades y ataques entre los botones frontales y los gatillos, los shoulder buttons para pociones, y hasta existe una manera rápida de cambiar nuestro equipamiento a medida que obtenemos nuevos ítems mediante el D-Pad. Tambien cabe destacar que la versión de consolas no necesita de una conexión constante a Blizzard, por lo que se puede jugar offline, y hasta de 4 jugadores localmente si disponemos de la gente y los controles necesarios.

 

La copia de review de Diablo III fue proporcionado por Blizzard Entertainment y el juego se encuentra disponible desde el 3 de Septiembre para PlayStation 3 y Xbox 360 (Retail / Digital).