Dragon’s Crown – Review

por

REVIEW Gracias a ATLUS, llega el tan esperado 2D sidescroller Dragon’s Crown. ¿Tiene este juego lo necesario para competir contra otros títulos de esta temporada?

La historia de Dragon’s Crown transcurre en un mundo medieval de fantasía donde ruinas, calabozos y campos se encuentran plagados por criaturas demoníacas y mágicas. Como es de esperarse de los reinos medievales, cada uno de estos siempre tiene la necesidad de conquistar mas territorio y disponer de la fuerza necesaria para mantener los que ya disponen.

En este caso, ambas pueden ser alcanzadas si se posee la “Dragon’s Crown”, una corona que supuestamente dispone del poder para controlar dragones a voluntad y, como es de esperarse, nadie sabe donde se encuentra y muchos que decidieron buscar esta corona, nunca regresaron (incluido el rey del territorio donde nos encontramos). Aunque esta explicación se desarrolla a medida que avanzamos, inicialmente tenemos que realizar tareas sencillas con el personaje que elegimos (entre los 6 disponibles) para ganarnos la confianza del pueblo y la realeza, quien mas adelante nos otorga la chance de buscar este misterioso artefacto y al rey que aun esta desaparecido.

Desde su anuncio, Dragon’s Crown supo como destacarse visualmente (aun siendo un sidescroller 2D) debido al diseño de sus protagonistas, enemigos, escenarios y los distintos efectos especiales que podemos apreciar mientras peleamos. Aunque es habitual que en los juegos japoneses que las mujeres tengan figuras exageradas, vemos que en este juego algunos personajes masculinos también disponen de cuerpos inusuales (grandes espaldas y brazos, pero piernas pequeñas) para resaltar los atributos físicos que tienen.

Los muy detallados escenarios, que en su mayoría están compuestos por ruinas, calabozos y bosques, se encuentran plagados de criaturas y distintos tipos de trampas y obstáculos que muchas veces van a ocultar pasajes secretos a salas de tesoro. Generalmente, estos pasajes no son muy difíciles de divisar, pero no todos son accesibles de la misma manera (utilizando golpes, explosivos o hasta combinaciones de switchs). Los personajes que se concentran en realizar daño físico (Warrior, Amazon, Elf y Dwarf) poseen ataques fluidos e impactantes, pero los hechizos que utilizan los personajes restantes (Wizard y Sorceress) son los mas impresionantes debido a los efectos (fuego, hielo, electricidad, etc.) de las armas y las habilidades que se pueden conseguir o comprar para estos.

Cabe destacar que aunque el elenco de personajes con los que interactuamos es bastante amplio en la ciudad y sus alrededores, los diálogos y la historia casi siempre se encuentran hablados por la voz del narrador, la cual cumple muy bien su papel en todo momento. Afortunadamente, la banda sonora del juego acompaña adecuadamente a esta aventura (mientras estamos en el pueblo visitando tiendas, explorando calabozos, etc) teniendo su punto mas fuerte durante las batallas finales de cada escenario.

Dragon’s Crown es un 2D Sidescroller que a simple vista nos hace recordar al tan querido Golden Axe, pero termina siendo un titulo con mas profundidad y customización debido a los elementos que toma de otros juegos. Desde un comienzo, vamos a poder elegir entre 6 clases, cada una con distintas fortalezas y debilidades:

  • Fighter: utiliza espadas de una mano que poseen corto alcance pero realizan ataques rápidos.
  • Amazon: utiliza armas de doble mano y poderosas patadas, pero dispone de poca defensa.
  • Wizard: utiliza hechizos elementales pero sacrifica el daño físico que realiza con báculos.
  • Elf: el único personaje que usa ataques de rango con un arco y flechas, pero utiliza municiones obviamente.
  • Dwarf: además de utilizar un arma en cada mano, este personaje puede levantar y tirar a los enemigos a voluntad.
  • Sorceress: utilizando magia oscura, este personaje tiene a su disposición distintos hechizos de soporte e invocación, pero hace poco daño físico (similar al Wizard).

Siendo un sidescroller, es normal que nuestro objetivo sea siempre movernos para adelante y eliminar a todos los enemigos que aparezcan frente a nosotros pero, como mencione previamente, en mas de una ocasión podemos descubrir pasadizos ocultos que nos sirven para finalizar misiones secundarias o encontrar tesoros, algo que motiva la rejugabilidad de ciertos escenarios. Al completar estas misiones (primarias y secundarias) nosotros obtenemos puntos de experiencia, los cuales nos ayudan a subir de nivel y poder conseguir nuevas habilidades para nuestro personaje, o mejorar las que ya disponemos. Otra característica importante de este titulo es el loot system. Siendo casi idéntico al sistema utilizado en Diablo, podemos obtener armas e items mágicos luego de eliminar a nuestros enemigos o a lo largo del escenario, pero solo pueden ser identificados una vez que nos encontremos en el pueblo.

Aunque el juego dispone de un modo online para jugar, este no se habilita hasta que se dedican unas cuantas horas en el titulo, algo que afecta mucho a la experiencia en la PlayStation Vita ya que, a diferencia de la PlayStation 3, esta no dispone de un modo cooperativo local y vamos a depender completamente de la IA de los personajes que encontramos a lo largo de la historia para que nos ayuden. Luego de habilitar la opción de juego online, se nos da la chance de tomar nuevos caminos sobre los niveles visitados, cada uno presentando un nuevo enemigo final de mayor dificultad y, obviamente, recompensas de mayor calidad que justifiquen el desafío. Además de esto, al final de cada batalla vamos a obtener un multiplicador aleatorio que puede incrementar tanto la calidad como la cantidad de los items que obtenemos, siempre y cuando sigamos avanzando sin volver al pueblo.

El código de review utilizado fue proporcionado por Atlus y este se encuentra disponible desde el 6 de Agosto para PlayStation 3 y PlayStation Vita (Retail / Digital).