Far Cry 3: Blood Dragon – Review

por

REVIEW Lo que comenzó como una posible broma del Día de los Inocentes (1ero de Abril), se convierte en una de las expansiones standalone mas bizarras y entretenidas que salieron hasta el día de la fecha.

Blood Dragon esta situado en un ambiente retro-futurista basado en ideas del cine de los años 80’s sobre el siglo XXI: Es el año 2007, y la humanidad esta sufriendo las graves consecuencias de una guerra nuclear. Nosotros tomamos el control del Sargento Rex Power Colt, un supersoldado americano que debe investigar la deserción y dudosas acciones de un ex agente, el Coronel Sloan.

Luego de descifrar que este se encuentra trabajando con Omega Force y detener el lanzamiento de uno de sus misiles junto a Spider (otro supersoldado), este ultimo es asesinado por Sloan, y Rex es dejado inconsciente y a la merced de los Blood Dragons. Debido a los retorcidos objetivos del Coronel, su asistente, la Dra. Darling, decide ayudarnos a escapar y derrotarlo, por lo que se convierte en nuestra guía y encargada de señalar los objetivos claves para detenerlo.

La presentación de Blood Dragon es uno de los puntos mas fuertes junto con la historia bizarra de los 80’s. Por un lado, las secuencias relacionadas a la historia están realizadas con un estilo 8-bits, pero ya dentro del juego, el Dunia Engine 2 se encarga de manejar el aspecto 3D y agregar efectos como la nieve del VHS o las scanlines características de la época. Obviamente, esto es acompañado por ambientes completamente oscuros (lo opuesto a Far Cry 3), un rediseño de las unidades y animales acorde a este futuro post-apocalíptico y una basta cantidad de luces de neon que destacan campamentos e iluminan estructuras desde un comienzo.

Para terminar de generar este ambiente retro-futurista completo, el juego dispone de una lista de tracks que en ocasiones nos hace sentir que estamos reviviendo Terminator 1 por su música de fondo o alguna película de acción sin sentido durante ciertos combates. Junto a esto, hay una gran cantidad de ‘one liners’ y diálogos (sarcásticos o no) que mantienen un constante ambiente de humor y burla hacia la visión del futuro que se tenia y, muchas veces, al diseño actual de los videojuegos (tutoriales innecesarios, facilidad de estos, etc.)

Al igual que Far Cry 3, Blood Dragon es un FPS con toques de sandbox debido a la libertad de exploración que tenemos fuera del modo historia, pero sufre de algunos cambios debido a que este no dispone de una historia o un mapa tan extenso como el primero. Los niveles de experiencia (que se alcanzan completando objetivos y derrotando unidades) acarrean una habilidad o mejora predeterminada, por lo que no hay un árbol de habilidades, haciendo que inicialmente se dificulte el combate cuerpo a cuerpo en ocasiones por la falta de los takedowns mas avanzados, como es el que se usa contra las tropas mas poderosas.

Las misiones secundarias, que fueron reducidas solamente a caza de animales raros y rescate de rehenes, desbloquean las mejoras para las distintas armas a las que tenemos acceso (la mayoría muy similares a las de FC3) y pueden ser compradas y asignadas en las maquinas que se encuentran en todos los campamentos. Estos campamentos, que pueden ser capturados completamente por esfuerzo propio, también tienen la particularidad de que al desactivar el escudo que los rodean, están a disposición del ataque de los Blood Dragons, quienes además de atacar indiscriminadamente a cualquiera que se les acerque o este cerca de una carnada, son de las unidades más difíciles de derrotar inicialmente por su gran resistencia.

El código de review utilizado fue proporcionado por Ubisoft y este se encuentra disponible desde el 30 de Abril para PlayStation 3 y el 1 de Mayo para Xbox 360 (ambas solo digitalmente).