God of War: Ascension – Review

por

REVIEW ¿Puede esta nueva precuela de God of War generar el mismo sentimiento que nos dejo la ultima entrega hace unos años?

Ascension, a diferencia de lo que todos esperabamos, no es una secuela, sino que se situara al comienzo la linea temporal de la saga (aun antes que Chains Of Olympus). Todo comienza con un pequeño prologo, donde se nos cuenta de la batalla que duro eones e involucro a los ‘Primordials’ (los seres que crearon la Tierra), y tuvo como resultado la creacion de las Furias, las guardianes del honor. Como primer objetivo, estas se encargaron de capturar a Aegaeon, quien rompio un juramento de sangre que hizo con Zeus, y fue torturado y convertido en piedra por ellas. De esta manera, este gigante de multiples brazos se convirtio en una gran prision regida por ellas y ademas un simbolo de las consecuencias que tiene el romper un juramento.

Aqui es donde empieza la nueva aventura de Kratos, quien se encuentra encadenado y torturado por Megaera (una de las Furias). Luego de que ella accidentalmente nos ayuda a escapar y es derrotada en batalla despues de una persecucion por esta prision, somos llevados a 3 semanas atras, donde nuestro protagonista es confrontado por Orkos, el encargado de mantener los juramentos e hijo de una de las Furias. Cuando él nos explica que las visiones poseemos son ilusiones creadas por su madre y sus hermanas, Kratos decide realizar todo lo necesario para enfrentarlas y poder librarse de este tormento que lo carcome dia a dia debido al juramento que realizo con Ares. A medida que avanzamos, esta mecanica de ir del pasado al presente es utilizada para separar los momentos donde recibimos nuevos poderes para avanzar y explicarnos aun en mas detalle la historia que rodea a todos los protagonistas.

God of War Ascension es uno de los titulos que mas exigen y aprovechan los recursos de la PlayStation 3. Como paso en God of War 3, hay ocasiones donde nos sorprendernos del detalle que poseen los inmensos escenarios y modelos, pero no impactan tanto debido a la falta de “momentos clave” que tenia GoW 3 gracias a la presencia de los dioses del Olimpo.
Kratos y las Furias son las que mas se destacan en sus movimientos, detalle y efectos debido a su protagonismo, pero hay ocasiones donde una simple carga del juego genera que las texturas de los modelos de los enemigos y el menu de mejoras pierdan bastante calidad, al punto de verse lavadas o pixeladas (algo que no pasaba en el anterior). El apartado sonoro posee la excelente calidad esperada de esta saga y, aunque funciona correctamente durante la mayoria de la historia, presento ciertos problemas durante la campaña repitiendo ciertas lineas de dialogo o desapareciendo completamente en ciertos momentos.

Para el que no este familiarizado con los God of War, se pueden clasificar como juegos de accion beat ‘em up con toques de plataforma y puzzle. Estos ultimos, afortunadamente, son un tanto creativos ya que 2 artefactos que encontramos en Ascension nos permiten por un lado manejar el tiempo a voluntad para restaurar estructuras o destruirlas a voluntad, y otro genera una copia de Kratos para mantener activos mecanismos y hasta ayudarnos en batalla. Al encontrarse situado en el comienzo de la historia, no dispondremos de ningun tipo de poder obtenido directamente de los dioses, sino que a medida que vayamos avanzando, obtenemos poderes elementales para nuestras cadenas segun el Dios que nos de su bendicion. Aunque el nucleo del combate sea el sistema de combos de siempre, se puede complementar con los ‘parries’ que realizamos y las armas regulares que encontramos, pero estas nunca alcanzan el nivel de los combos de las cuchillas o los ataques magicos que se realizan con energia.

Algo que se vuelve tedioso al poco tiempo de comenzar es que al tratar de poner mucha enfasis sobre la inmesidad de los niveles, la camara se centrarse casi todo el tiempo sobre los escenarios, dejandonos muchas veces a disposicion de enemigos o nuestra cercania en la pantalla para contrarrestar o esquivar ataques. Afortunadamente los QTE (Quick Time Events) tipicos de la saga no son tan abundantes y se presentan en su mayoria sobre los momentos cruciales contra los jefes y unidades especiales, tratando de mantener el ritmo y no cortar la experiencia general.
Esta entrega de la saga también dispone por primera vez de un modo multiplayer, donde podemos utilizar gran parte las técnicas y armas que vemos en el singleplayer contra otros jugadores. Cada uno de los que participe en este modo, tiene la chance de elegir un Dios al que servir, y esta decisión nos habilita distintas habilidades que pueden ser decisivas durante los combates donde participemos.

La copia de review utilizada fue proporcionada por Sony Argentina y este se encuentra disponible desde el 12 de Marzo para PlayStation 3 (solo fisicamente).