Hatsune Miku: Project DIVA F – Review [Actualización: PlayStation Vita]

por

REVIEW Hatsune Miku, la idol virtual japonesa, llega por primera vez a occidente con Project DIVA F para PlayStation 3. ¿Es éste el sueño de todo fanático de los vocaloids?

Para los que desconozcan del fenómeno de esta “diva” japonesa, Hatsune Miku es un personaje virtual que se origino del programa sintetizador de voces llamado Vocaloid. Debido al éxito que obtuvo mediante la página de alojamiento de videos Nico Nico Douga (donde se popularizo), Miku pasó rápidamente a ser una celebridad en Japón y protagonizo la serie de juegos rítmicos “Project Diva” para PlayStation Portable, PlayStation Vita y PlayStation 3.

Los que no tuvimos la chance de jugar a estos títulos debido a que no salieron de Japon y nunca fueron localizados en occidente, tenemos una nueva oportunidad con el lanzamiento de Hatsune Miku: Project DIVA F para PlayStation 3. Como lo dice el nombre, Miku protagoniza gran parte de los temas, pero vamos a poder utilizar igualmente a los vocaloids Luka Megurine, KAITO, MEIKO y los hermanos Rin y Len Kagamine.

Salido originalmente para PlayStation Vita como Project Diva ƒ durante el año pasado, el juego recibió unos pequeños cambios visuales para su versión de PS3, entre los que se encuentran mejores efectos, una resolución nativa de 1080p y compatibilidad 3D para los televisores que lo soporten. Las 30+ canciones que tiene el titulo están realizados completamente con el engine grafico del juego, lo que nos da la chance de cambiar estéticamente a nuestros personajes y ver como interpretan las coreografías con distintos atuendos o accesorios que vamos obteniendo a lo largo del juego, ya sea por obtener alto puntaje o utilizando los DIVA Points (DP).

Las canciones, que son el núcleo del titulo, pueden ser interpretadas individualmente o en grupo por los distintos vocaloids (siempre dependiendo de la canción que seleccionemos) y, como es de esperarse, estas no fueron modificados de ninguna manera y se encuentran completamente en japonés. Esto es un alivio para los fanáticos del J-Pop y Miku, pero si no se tiene conocimiento del idioma, uno no va a captar más que una parte de la letra debido a la ausencia de subtítulos en otros idiomas.

  • Ievan Polkka
  • Cat Food
  • Secret Police (Himitsu Keisatsu)
  • Melancholic
  • Weekender Girl
  • Time Machine
  • DYE
  • Fire◎Flower
  • Summer Idol
  • ACUTE
  • Left Behind City (Torinoko City)
  • What Do You Mean!?
  • Stay With Me
  • Hm? Ah, Yes.
  • Remote Controller
  • Ashes to Ashes
  • World’s End Umbrella
  • FREELY TOMORROW
  • Monochrome∞Blue Sky
  • MEGANE (Glasses)
  • Kagamine HachiHachi Flower Fight
  • World’s End Dance Hall
  • The MMORPG Addict’s Anthem
  • Nostalogic
  • Nyanyanyanyanyanyanya!
  • Unhappy Refrain
  • ODDS&ENDS
  • Heaven’s Music (Tengaku)
  • Divine Comedy (God-Tier Tune)
  • BLACK★ROCK SHOOTER
  • Negaposi*Continues
  • Sadistic.Music∞Factory
  • Continuing Dream
  • Sweet Devil
  • Tell Your World
  • Tokyo Teddy Bear
  • Dream-Eating Monochrome Baku
  • Thousand Cherry Blossoms (Senbonzakura)
  • Rin-Chan Now!

A diferencia de los juegos de ritmo occidentales de esta generación (donde hay que utilizar controles de movimiento o replicas de instrumentos musicales), el modo principal de Project DIVA F requiere que utilicemos los botones frontales (cuadrado, triangulo, circulo y equis), las flechas del D-Pad y ambas palancas analógicas para todos los temas musicales. Además de requerir nuestra mejor coordinación, el juego tambien dispone de momentos como “Chance Time” y “Technical Zone” dentro de cada canción, donde se habilitan escenas ocultas en el caso de pasar el primer segmento adecuadamente, y más cantidad de DP de conectar todos los símbolos en el segundo.

DIVA Room (un tipo de mini juego bastante importante para el público oriental) nos permite decorar la habitación de nuestros personajes y poder interactuar con ellos de distintas maneras. Inicialmente solo vemos sus reacciones a los regalos que les compramos en la tienda o a nuestros “toques” pero, a medida que vayamos aumentando nuestra afinidad, se nos habilitan acciones como jugar piedra, papel o tijera, comer con ellos, etc.

Desde el menú principal también podemos encontrar el modo Edit, que nos da la chance de crear videos y rutinas basándonos en los temas musicales ya disponibles, pero debido a una curva de aprendizaje alta, poder lograr coreografías similares a las originales solo es posible para las personas dedicadas y no para las que carecen de paciencia. El modo de Studio, por otro lado, es un opción que nos deja observar las rutinas que ya disponen los vocaloids y sacarles fotos mientras realizan su performance.

Hatsune Miku Project Diva f para PlayStation Vita toma casi todos los elementos de su versión de PlayStation 3 y llevarlo a la comodidad de nuestras manos para poder jugarlo en cualquier momento y lugar. Estos son los cambios más notables:

  • El AR Mode, que utiliza la tecnología de realidad aumentada para realizar sesiones fotográficas o recrear coreografías de Miku y los demás vocaloids en cualquier superficie donde pongamos las cartas.
  • Un tiempo de respuesta más acertado.
  • El reemplazo de los análogos por el uso de la pantalla táctil para ciertos comandos, lo que aliviana la carga sobre los sticks de la consola.

Aparte de esto, Hatsune Miku Project Diva f es un porteo bastante bueno y, aunque los modelos no son tan definidos en Vita, afortunadamente mantiene la misma cantidad de modos, personajes y canciones que tiene la versión de PlayStation 3. A simple vista, se puede decir que esta conversión es dedicada a los fanáticos de la saga que generalmente optan por jugar sobre la marcha, y a cualquiera que no tenga tiempo o ganas de ponerse frente a la TV por unos pocos minutos.