Just Cause 3 – Review

por

REVIEW Después de que Grand Theft Auto V y Saints Row IV fueran lanzados nuevamente en la actual generación de consolas, hubo un sandbox del cual no se escuchó ninguna novedad por meses. Este es el que siempre se destacó por encontrar la manera más creativa de causar caos gracias a sus armas, vehículos y un poderoso gancho. Si, su nombre es Rico Rodriguez, y esto es Just Cause 3.

Just Cause 3 (4)

Pasaron 6 años desde los eventos de Panau (Just Cause 2), y Rico se encuentra en camino a Medici para enfrentar al General Sebastiano Di Ravell, quien está rigiendo en su tierra natal mediante una . Como es de esperarse, la entrada de Rico a esta pequeña isla no puede -ni trata de- ser sigilosa, y tiene que abrirse paso entre las defensas de la isla con un lanzamisiles… desde el techo de su avión. Tras sobrevivir a esta inesperada bienvenida de las tropas enemigas, él se reúne con su amigo de la infancia Mario y la “inusual” científica Dimah, quienes ahora forman parte íntegra de la rebelión que quiere derrocar a Di Ravello. Como es de esperarse, la rebelión de esta pequeña isla mediterránea no se encuentra en las mejores condiciones como para enfrentar al ejército, y como Rico es el único con experiencia en derrocar dictaduras, es convencido por Mario de unirse a la causa.

Just Cause 3 (7)

La historia después de esta pequeña introducción avanza de la misma manera que en los títulos anteriores, con misiones bizarras y un hilo argumental que bordea el de cualquier película de clase B de los 90s: explosiones, chistes, explosiones, nuevos aliados, explosiones. Es por eso que en ciertas ocasiones podemos ceder inconscientemente a saltear cutscenes que tratan de “profundizar” en la trama, pero lo único que hacen es retrasar la acción y agregar una pantalla de carga mas de por medio. Obviamente el que tuvo la chance de jugar a los anteriores puede afirmar que esto no es ninguna novedad, pero uno siempre espera que a cierta altura de la saga el equipo que está detrás de esto trate de corregir los aspectos más criticados, y en este caso es la historia y cómo se desarrolla.

Just Cause 3 (9)

Si recordamos bien, Just Cause nunca fue un título que se destaca mucho por su apartado visual, pero siempre nos mostro de la mejor manera posible el caos que se podía generar a lo largo del mapa. Just Cause 3 mejoró ampliamente en lo que respecta a la distancia de visión, calidad de texturas, efectos y modelos, pero esto generalmente es afectado por sus errores de física y movimientos, los cuales pueden causar momentos graciosos al enfrentar a nuestros enemigos, pero también pueden arruinar la misión o cualquier desafío que estemos realizando en ese momento. Lo peor de esto, es que el rendimiento del juego tampoco es el mejor, y muchas veces las explosiones o destrucciones en cadena bajan notablemente el rendimiento y pueden llegar a detener la aplicación por completo.

Aunque Medici trata de ser una isla Mediterránea genérica, es imposible no hacer la comparación a Italia en todo momento. Esto no solo se debe a sus paisajes, edificaciones y muchos de los vehículos que se encuentran allí, sino que el acento forzado de los civiles y la música que podemos escuchar apuntan directamente a la imagen que se tiene la población italiana en el resto del mundo. Al igual que el desarrollo de la historia, el voice acting es un tanto “exagerado” y se encuentra lleno de clichés y chistes predecibles, algo que sin duda ayuda a mantener esta atmósfera bizarra y cómica a la que apunta el juego desde que comienza.

Just Cause 3 (2)

Afortunadamente para los fanáticos de la saga, Just Cause 3 logra mantener intacto su aspecto más fuerte hasta el momento: la libertad que nos da. Esto no solo se debe a la presencia del clásico gancho retráctil de Rico -que permite acortar distancias y atacar de maneras creativas a los enemigos-, sino que se incluyeron elementos como el ‘wingsuit’ que ayuda a que nos movamos más rápido que el paracaídas y el uso bengalas para solicitar vehículos y armamento en todo momento y sin ningún tipo de uso de moneda, algo favorable en comparación a Just Cause 2. Estas bengalas también pueden ayudar a tomar más rápidamente las bases y pueblos controlados por el enemigo, pero se debe tener en cuenta que estos adaptan sus refuerzos sobre la marcha, y no es ninguna sorpresa ver como aparecen tanques o helicópteros en nuestra cercanía si nos presentamos con algo similar cerca de ellos.

Just Cause 3 (6)

Para seguir el hilo de la historia y habilitar ciertas mejoras para Rico, tenemos que realizar misiones específicas obviamente y varios tipos de eventos que se encuentran dispersos a lo largo del mapa. Lamentablemente, cualquier error o ganas de repetir cualquiera de estos nos obliga a sufrir del problema más grande del juego, los interminables tiempos de carga. Estos no solo nos obligan a perder el avance de la misión -como es de esperarse-, sino que corta la acción con pantallas de carga con “consejos” que pueden durar hasta minutos en ciertas ocasiones. Hay ciertas decisiones que tampoco se sienten bien desde un comienzo, como la falta de un zoom con cualquier arma que no sea un rifle, algunos requisitos para las misiones y mejoras, etc., pero muchas veces estos defectos quedan opacados por la necesidad de generar caos, y la libertad que tenemos para hacerlo mientras que nos movemos por todo Medici.