Senran Kagura: Peach Beach Splash – Review: “Pasadas por agua”

por

REVIEW En el caso de ser alguien que disfruta animes y/o mangas ecchi, es difícil no haberse topado nunca con algo relacionado a Senran Kagura. De no pertenecer a este grupo, les informo que Senran Kagura es una serie que se caracteriza por mostrar el conflicto de varias academias de ninjas femeninas, donde casualmente cada batalla puede terminar en una escena “subida de tono” con sus protagonistas. Teniendo como antecedente un juego de ritmo donde sus protagonistas iban perdiendo su ropa y representando distintas comidas, ¿que se puede esperar de una competición donde estas deben usar armas de agua para vencer a las otras academias?

“N-Naniii?!”

El verano finalmente llegó a esta misteriosa Tierra donde -por alguna misteriosa razón- las ninjas más habilidosas del mundo son adolescentes. Estas, además de ser bastante hábiles con un amplio arsenal de armas, disponen casualmente de una o dos “características especiales” -y que no solo se limitan a lo físico- que les permiten entrar en un determinado fetiche popular. Divididas principalmente en cuatro grupos (Gessen, Hanzō, Hebijo y Crimson Squad), estas chicas son “invitadas” a participar del gran Peach Beach Splash (PBS) con la promesa de que al ganar, su deseo mas grande sera cumplido… o al menos eso dicen sus profesores… que aseguran no ser sus profesores.

Motivadas por esto -y claramente por la chance de participar en un evento rodeadas de agua en verano-, deciden participar en esta competencia, donde sorpresivamente para vencer van a tener que utilizar cualquier arma de agua a su disposición y privar de su bikini o ropa a los integrantes del equipo contrario. Obviamente, para darle una mayor profundidad a esta historia, la verdadera razón de esta competencia y el porqué las seleccionaron, se trata más seriamente a medida que se avanza con cada grupo y se viven problemáticas típicas de cualquier anime de este tipo (obsesiones, rivalidades, mudanzas inesperadas, etc.)

“B-Bakana!”

A diferencia de otros juegos donde se hace un ida y vuelta entre 2D y 3D para contar la historia, Senran Kagura: Peach Beach Splash no solo nos muestra todas las cutscenes utilizando los modelos que se ven durante los enfrentamientos, sino que mantiene la apariencia que se le asigna a los personajes fuera de este modo. Sin importar que chica se seleccione, cada una de ellas es completamente customizable de pies a cabeza gracias a los ítems que se encuentran por default y los que luego se pueden comprar en la tienda con el dinero obtenido.

Aunque muchos atuendos no dejen mucho a la imaginación, algunos claramente fueron agregados para potenciar aún más esa “necesidad” de ver a los personajes que más nos gustan vistiendo ropas tradicionales de Japón como son los uniformes de marinero o gimnasia, kimonos, mallas de natación, etc. Esto, sumado a las voces y actitudes de cada una de las protagonistas durante ciertas situaciones, logran generar finalmente esa sensación de perversión que el juego “emana” desde que apretamos X por primera vez.

Si bien los modelos de los personajes son los que realmente sobresalen en todo momento (en especial al hacer los close ups), los mapas no quieren quedarse atrás y tratan de imitar la apariencia de un parque acuático con distintas temáticas. Gracias a esto, se van a poder apreciar escenarios con playas artificiales, barcos piratas, muelles, etc. y que se encuentran con obstáculos y decoraciones característicos de cada zona a lo largo de todo el mapa. Lamentablemente, la rapidez del combate muchas veces no nos da la chance de apreciarlos, y menos cuando la pantalla se encuentra plagada de los efectos que largan las mascotas o las habilidades especiales que podemos utilizar.

“Yameteee!”

Siendo el primer intento de TPS (Third Person Shooter) de Senran Kagura, se puede decir que este cumple bastante bien con su objetivo: al igual que con Bon Appétit! y su gameplay rítmico, Peach Beach Splash utiliza como excusa el uso de las armas de agua para conseguir esas escenas de “vulnerabilidad” y perversión que lo caracteriza. Sin embargo, en el caso de jugar en el modo historia o contra la IA, hay que remarcar que puede ser bastante más desafiante al momento de aumentar la dificultad. Realizando este cambio no solo no podemos contar con la IA aliada (generalmente no le hacen mucho daño a los enemigos), sino que se debe aprender a elegir correctamente las armas, mascotas y habilidades antes de iniciar el encuentro y luego utilizarlas en el momento adecuado.

Para ampliar nuestras chances de ganar, no solo podemos subir de nivel las ya mencionadas mascotas y habilidades, sino que también se pueden incrementar el nivel del personaje para disponer de más hit points y las armas para realzar aún más daño. Para hacer esto, se deben sacrificar cartas repetidas se obtienen al final de cada partida en forma de boosters y que tienen presentan distintos valores de experiencia dependiendo de su rareza. En el caso de lograr un buena calificación al final de cada combate, las chances de obtener boosters de mayor rareza es mayor, y esto nos permite conseguir cartas más poderosas y útiles para utilizar en combates pasados y futuros.

Además del Story Mode, Victory Road Challenge y el clásico Multiplayer, Senran Kagura: Peach Beach Splash presenta una opción de Dressing Room / Showers donde no solo sirve para customizar a cada una de las protagonistas, sino que se puede ser más “íntimo” con ellas. A su vez tenemos la oportunidad de hacer un pequeño diorama con los distintos grupos -o mismo con nuestra preferida- y ponerlas en distintas poses y vestimentas de nuestro agrado. En el caso de enfocarnos en una sola y habilitar las manos virtuales que dispone este modo, uno puede conseguir hasta un beso de ellas, siempre y cuando se jueguen bien las cartas y se mantenga el ritmo al momento de “ponerse físico”.

El código de review utilizado fue proporcionado por XSEED Games. El juego se encuentra disponible desde el 26 de Septiembre de 2017 para PlayStation 4.