South Park: The Stick of Truth – Review

por

REVIEW Luego de varios cambios de su fecha de lanzamiento y el cierre del publisher original (THQ), uno esperaba que South Park: The Stick of Truth nunca viera la luz del dia. Afortunadamente para nosotros, con la compra de los derechos por parte de Ubisoft, podemos disfrutar del mejor juego de South Park hasta la fecha y uno de los RPGs mas entretenidos de los ultimos años.

A diferencia de los juegos pasados que se basaron en la serie, The Stick of Truth es el primero donde podemos tomar el control de un personaje creado completamente por nosotros. Conocido inicialmente como “The New Guy” (El Chico Nuevo), este personaje llega a South Park con a sus padres para dejar atrás su misterioso pasado (del cual no recuerda nada al parecer) e iniciar una nueva vida. A los pocos minutos de llegar y desempacar, vamos a encontrarnos con Butters, quien nos invita a formar parte del “juego” en el que gran parte de los chicos del pueblo están participando.

Luego de ser recibidos por Cartman y la “Princesa” Kenny en el Reino de Kuppa Keep (mejor conocido como el patio trasero de la casa de Cartman), somos aceptados como parte de “los humanos”, verdaderos dueños y protectores de la “Stick of Truth”, una vara de poder ilimitado y capaz de controlar al universo, o al menos eso es lo que determinaron los chicos de South Park. Para impedir que esta caiga en las manos equivocadas (como “los elfos” liderados por Kyle) tenemos que reclutar a los chicos del pueblo que esté dispuesto a ayudarnos, siempre y cuando logremos cumplir sus bizarras condiciones.

Debido al “simple” diseño de la serie, uno no espera que el juego se destaque por sus graficos, pero es justamente lo fiel que es a este diseño lo que hace tan especial y genial. Gracias a esto, podemos apreciar como el personaje que creamos (entre las miles de combinaciones posibles) no sólo mantiene su apariencia cuando tenemos control de él, sino que tambien aparece con cualquier arma, armadura o cambio estético en toda cutscene del juego. Es también notable el trabajo que se realizó para recrear la ciudad, y ver como se encuentra llena de detalles como lugares, posters, panfletos y hasta items (los Chinpokomon, El Hombre de Alabama, la consola de videojuegos Okama Gamesphere, etc.) que no sirven de nada aqui, pero tuvieron algo de protagonismo en algún momento de la serie.

Al igual que la cantidad de personajes con los que podemos interactuar (sean parte de las quests o no) y las referencias visuales que ya se mencionaron, podemos escuchar en muchos edificios que visitamos canciones clásicas como “Taco Flavored Kisses” de Jennier Lopez (S07E05), “Let’s Fighting Love” de cuando los chicos son personajes de un anime (S08E01), y comerciales bizarros y ofensivos a ciertos actores, algo ya clásico en la serie. Como es de esperarse, The Stick of Truth mantiene el nivel de crudeza y originalidad del programa de televisión, y podemos presenciar los más creativos y explícitos argumentos e insultos a lo largo de la historia, razón por la cual el juego fue censurado en ciertas partes del mundo.

Dejando de lado el sentido del humor, The Stick of Truth es un Action RPG por turnos y con un sistema de combate bastante similar al del primer The Witcher, donde los ataques y combos dependen de la rapidez y coordinacion del jugador en cada golpe para lograr mas daño. Además de afectar sobre los ataques melee y de rango, esto también influye sobre el uso de “magia” (en este caso en forma de pedos) y los poderes de la clase que seleccionamos para nuestro personaje y el otro integrante de nuestra party. Al igual que todo juego de rol, las habilidades de las 4 clases disponibles (Guerrero, Ladrón, Mago y “Judío”) varian entre si y, a medida que subimos de nivel, se pueden incrementar sus efectos, daño y hasta la cantidad de objetivos que se pueden atacar al mismo tiempo.

El otro factor importante del juego, es la exploración del mapa, donde recorremos todo South Park y sus alrededores en busca de nuevos amigos de Facebook y nuevas quests que nos ayudan a avanzar en la historia, obtener equipamiento, modificaciones, items y hasta conocer personajes especiales de la serie como Jesús o El Señor Mojon que pueden ser invocados en batalla para eliminar instantáneamente a todo enemigo… excepto jefes. Nadie se mete con los jefes.