Spintires: Mudrunner – Review: “Suciamente satisfactorio”

por

REVIEW Cuando uno habla de simuladores, es normal pensar en juegos como Gran Turismo, Forza, o alguno de los tantos “Simulators” que se encuentran en el mercado. Teniendo en cuenta que muchos de estos últimos son solamente una forma de burlarse de ciertos objetos o profesiones, Saber Interactive decide expandir su público y mostrarle a los jugadores de consolas lo que verdaderamente es un simulador off road. El análisis de Spintires: Mudrunner, a continuación…

Como es de esperarse de la “secuela” del exitoso Spintires, Spintires: Mudrunner mantiene la tradición de dejar de lado el modo campaña / historia y se concentra en mostrar nuevamente lo difícil que es manejar en las inhóspitas locaciones de -lo que parece ser- Europa del Este. Para ello, cada escenario dispone de una variedad de vehículos todo terreno (de un total de diecinueve disponibles) para realizar distintos tipos de objetivos y, de ser necesario, asistir a cualquiera que quede atrapado o requiera algún tipo de asistencia en el trayecto.

Afortunadamente para cualquier fanático de los todo terreno, estos no solo se ven iguales a su contraparte de la vida real, sino que su control y características (cantidad de combustible, resistencia) se mantienen también en ese nivel, haciendo que el jugador deba pensar detenidamente qué camino tomar y que vehiculo utilizar para llegar de la mejor manera a su destino. Además de ser bastante amplios y encontrarse llenos de vegetación y detalles, los escenarios que se recorren presentan una gran cantidad obstáculos que van desde simples elevaciones de terreno y piedras, hasta grandes pozos de barro y agua donde un movimiento en falso puede hacer que se pierda la carga o que el vehículo quede varado por completo.

Igualmente, en el caso de suceder esto, uno puede optar por dos métodos para tratar con este tipo de situaciones. Además del tradicional remolque que se puede realizar con otro vehículo, los todo terreno cuenta con un sistema de ganchos retráctiles que se adhieren facilmente a todo tipo de árbol o tronco cercano y ayudan a reducir ampliamente el tiempo que se debe invertir en cada “escape”. Sea cual sea el método preferido de cada jugador, hay que agradecer que el cambio de vehiculo es casi instantaneo mediante el uso del mapa, el cual -en mi opinión- debe ser liberado desde un comienzo para ahorrar tiempo y determinar cual es el mejor camino para seguir.

Para aumentar su vida útil, Mudrunner también presenta un nuevo modo de juego con desafíos, el cual se puede realizar tanto solo como acompañado de hasta tres personas mas. Esto no solo asegura más momentos de diversión y descontrol, sino que puede resultar aún más satisfactorio debido a que el total de los vehículos se dividen entre los presentes y cada uno debe asumir un rol distinto. Si hay algo que criticar, es que la cámara y los controles son complicados en un inicio, al punto de que se debe checkear una y otra vez el tutorial o probar cada opción varias veces. Una vez aprendido esto, es cuestion de tiempo y practica el aprender que vehiculo es recomendable para cada situación, y más si se está jugando en el modo Hardcore, donde el gasto de combustible es más real.

El código de review utilizado fue proporcionado por Saber Interactive. El juego se encuentra disponible desde el 31 de Octubre para PlayStation 4, Xbox One y PC.