Valkyria Revolution – Review: “Cambio de tácticas”

por

REVIEW Valkyria Chronicles fue, es y seguirá siendo uno de los títulos más interesantes que tuve la suerte de jugar gracias a su historia, diseño y jugabilidad. A casi diez años del lanzamiento de este gran juego, Media.Vision intenta tomar la posta de SEGA y trata de enfocar la saga aun más en la acción tomando un periodo de la historia completamente distinto. ¿Fue este un paso acertado?

¿”Viva la revolución”?

A diferencia de Valkyria Chronicles donde la historia se inspiró bastante en la Segunda Guerra Mundial, Revolution sitúa al jugador en un mundo donde la revolución industrial se encuentra en pleno auge gracias al descubrimiento y uso del mineral azul llamado “Ragnite”. Debido al inminente deseo de conseguir la mayor cantidad posible de este mineral, las naciones empiezan a utilizar este mineral para incrementar la fuerza de sus ejércitos y deciden expandir sus dominios mediante la fuerza, invadiendo todo territorio cercano, sin importar las consecuencias.

Valkyria Revolution (10)

Gracias a su rápido desarrollo industrial y poderío militar, el Imperio de Ruzhien se convirtió casi instantáneamente en una fuerza a la cual todas las naciones -en especial las pequeñas- debían temer. Jutland, un pequeño país que se encuentra completamente bloqueado económicamente por el Imperio, decide alzarse en armas y pelear por la independencia y libertad de su nación. Si bien esto es algo “tradicional” para este tipo de historia, uno puede notar desde un comienzo que hay algo más detrás de esta historia, en especial cuando ve cómo el protagonista es impulsado por su ira, y no un deseo de libertad.

Valkyria Revolution (6)

Afortunadamente, no hay que esperar mucho para enterarse de las verdaderas intenciones de Amleth, o entender que tanto él como el resto de los denominados “Cinco Traidores” están involucrados en este conflicto principalmente por razones personales y no por un bien mayor. Ya que Amleth dispone del control de la fuerza anti-Valkyria de Jutland -y es el único capaz de concretar sus planes en el campo de batalla-, debe hallar el balance justo entre sus acciones y su deber como soldado para ocultar sus verdaderas intenciones de la princesa Ophelia quien, a su vez, es parte de su unidad y quizas la unica persona que puede detener sus planes.

Un paso adelante, dos atrás

Para no alejarse tanto de ese estilo único que permite el uso del Canvas Engine en Valkyria Chronicles, Media.Vision opto por utilizar un nuevo motor gráfico para darle una apariencia de pintura en movimiento tanto a los combates como cutscenes que se presentan a lo largo del juego. Lamentablemente, este cambio muchas veces se ve opacado por las posibles “limitaciones” que uno estima que sufrió Revolution debido a su lanzamiento simultáneo para la PlayStation Vita. En consecuencia, uno puede notar fácilmente como las cutscenes siempre se muestran desde un punto muy lejano o con ángulos inusuales, que los modelos y ubicaciones carecen de detalle y que los movimientos de los personajes se sienten forzados y rígidos durante cualquier escena de acción.

Si bien esto no es tan notable durante los combates, la duración de los eventos que se desarrollan entre misión y misión hacen que estos “inconvenientes” sean más fáciles de detectar para cualquiera. A su vez, gracias a que la mayoría de los diálogos se encuentran hablados, también se puede notar como el voice acting parece carecer de la emoción o dedicación necesaria, ya que muchas veces no demuestra correctamente lo que deberían sentir los personajes o no se acopla correctamente a lo que uno está viendo.

Mas cerca de la acción

Tratando de tomar un enfoque distinto sobre del campo de batalla, Valkyria Revolution decide cambiar el combate táctico por turnos por un estilo de combate similar al que se ve en ARPGs como Star Ocean o mismo cualquier título de la saga Tales of. Gracias a esto, todas las unidades puedan moverse libremente por el mapa, pero también dependen de una barra de acción para realizar cualquier tipo de ataque o dar una orden específica al resto de los personajes. Dependiendo de cómo se desenvuelva la batalla, la moral los bandos puede ir aumentando o disminuyendo, y esto influye instantáneamente sobre cómo se regenera esta barra de acciones, algo que resulta indispensable al enfrentarse a unidades blindadas o mismo algun jefe del escenario.

Valkyria Revolution (3)

En esta oportunidad, las clases, los perks de cada unidad o mismo el uso de las armas tradicionales (rifles, metralletas, etc.) no son el único factor a tener en cuenta para salir victorioso, ya que todos pueden utilizar ataques elementales, y el combinarlos correctamente pueden cambiar por completo el flujo de la batalla. Sin embargo, como estas utilizan puntos de maná y las armas de fuego tienen un uso limitado, siempre se tiene que encontrar un balance entre las armas melee, las de rango y el uso de los ataques especiales.

Valkyria Revolution (5)

A diferencia de los títulos anteriores, Valkyria Revolution trata de “incluir” un poco más al jugador al dejarle explorar la ciudad, interactuar con los habitantes y hasta participar en eventos especiales que se desarrollan con el resto de su unidad. A su vez, se pueden visitar distintos tipos de negocios de Jutland y utilizar lo obtenido en las misiones para mejorar el armamento, conseguir items, cambiar habilidades y hasta destrabar nuevos perks para cada personaje a medida que se sube de nivel. Esto sin duda es un cambio favorable para los que venían de Chronicles, donde todo se realizaba mediante menúes y el contacto con los NPCs era mínimo.

El código de review utilizado fue proporcionado por SEGA. El juego se encuentra disponible desde el 27 de Junio de 2017 para PlayStation 4, PlayStation Vita y Xbox One.