Yakuza Kiwami – Review: “Volviendo a Kamurocho”

por

REVIEW Despues de la recepción positiva que tuvo Yakuza 0 en occidente, SEGA continúa con su plan de localización y remasterización de la saga con el lanzamiento de Yakuza Kiwami para PlayStation 4. Teniendo más de diez años de por medio desde que fue lanzado originalmente para PlayStation 2, ¿como le sientan los cambios que se realizaron en base a lo mostrado en Yakuza 0?

Protegiendo a la familia

Kamurocho, 1995. Kazuma Kiryu, uno de los yakuzas más respetados y temidos de la familia Dojima, finalmente se encuentra a días de asumir como cabeza de su propia familia y tener gente bajo su mando. Lamentablemente, esta gran oportunidad desaparece cuando el “hermano” de Kiryu, ‘Nishiki’, decide dispararle al jefe del clan para defender a la mejor amiga de ambos y, debido al estado de la hermana de este último, Kiryu decide asumir la culpa del asesinato y enfrentar a la policía. Aunque Nishiki y Yumi logran escapar de la policía y quedar libres de sospecha, Kazuma termina siendo encarcelado por estos cargos durante diez años y es expulsado del clan.

Al salir de la prisión, Kiryu vuelve a un Kamurocho completamente distinto del que conocía, y no solo por los avances tecnológicos de estos últimos diez años. Luego de recibir una bienvenida poco “amistosa” por parte de su amigo Nishiki, Kiryu se entera que este no solo está en uno de los puestos más altos de su clan, sino que está involucrado en muchos incidentes que ocurrieron en su interior luego de la muerte de su hermana. Para empeorar aún más las cosas en la actualidad y seguir su “plan”, Nishikiyama no duda en informar al resto del clan Tojo que diez billones de yenes fueron robados de la bóveda en la que todas las familias depositan su ganancia, haciendo que la tensión entre todos sea aún mayor.

Después de esta noticia, no pasa mucho tiempo antes de que el ahora encargado del clan, Masaru Sera, es asesinado y Kiryu -quien fue a investigar y dar sus respetos a su funeral- se vea involucrado en un nuevo incidente y deba escapar de sus antiguos compañeros.Para complicar su situación, una misteriosa niña de nueve años llamada Haruka se presenta ante él diciendo que es la sobrina de Yumi, y que escapó de su orfanato para encontrar a su madre, la cual desapareció en vísperas del incidente del clan Tojo. Kiryu, quien ahora se encuentra trabajando con el inspector que vio su caso hace diez años, no solo debe encontrar la razón por la que Nishiki se comporta, sino que también debe investigar el paradero de la madre de Haruka y Yumi, y determinar cuál es la relación de ambas con los diez billones de yenes que desaparecieron.

Un regalo para la vista

En estos últimos tiempos es habitual ver como muchas remasterizaciones de juegos de generaciones pasadas se mantienen en “lo seguro” y no realizan muchos cambios sobre modelos o el gameplay del producto original, y se concentran en mejorar solamente el rendimiento y los cuadros por segundo en los que corre. Afortunadamente, Yakuza Kiwami parece hacer uso de muchos de los recursos de Yakuza 0, logrando que muchas de las escenas y momentos del juego original sea vean similares a lo que uno esperaría de un juego más actual, y no tanto a lo visto en un juego con diez años de antigüedad encima.

Esta nueva entrega obviamente no se sentiría completa sin el voice acting característico de la saga, el cual siempre se encarga de acercarlo más a un drama policial tradicional de Japón y no tanto a al beat ‘em up de mundo abierto que se encuentra detrás. Al igual que los modelos de los personajes principales, Kamurocho y sus habitantes también recibieron un lavado de cara importante, haciendo que las caras inexpresivas de los NPCs y las vistas borrosas de la ciudad practicamente desaparezcan de toda la experiencia.

Peleas y distracciones

Dejando de lado su historia llena de acción, drama y varios clichés, Yakuza Kiwami se destaca principalmente por dos cosas: sus combates llenos de violencia sin sentido y las actividades extras que se encuentran disponibles a lo largo de la ciudad. Como en 0, Kiwami nos da la chance de utilizar los tres tipos de estilos de combate tradicionales de Kiryu: Brawler, Rush y Beast. Mientras que Rush se concentra en pegar rápido y no realizar mucho daño, y Beast en ser lento y poderoso en sus ataques, Brawler sirve como el estilo más balanceado de los tres, y quizás el que más se va a usar durante toda la historia.

También se encuentra disponible un estilo de combate extra llamado Dragón, pero este solamente puede ser recuperado mediante los bizarros encuentros que se tienen con el rival de Kiryu, Majima, a medida que se explora la ciudad y se avanza en la trama. Aunque se pueden usar todos desde un comienzo, hay muchos “jefes” que requieren de ciertos estilos particulares para iniciar una Heat Action y realizar más daño de lo habitual. Estas acciones también se pueden realizar sobre enemigos comunes, pero la Heat Action que se realice no solo depende del nivel de Heat sino que de condiciones como su ubicación, la cercanía a ciertos elementos o superficies o mismo el lugar para el que están mirando ellos al momento de atacarlos.

Complementando la historia principal, Yakuza Kiwami nos da la chance de participar en una gran cantidad de substories que no solo muestran el comportamiento de muchos durante esta época, sino lo bizarro que todo esto resulta para alguien como Kiryu después de haber estado diez años en prisión. Además del típico host bar, el karaoke, las carreras de autos scalextric y varios tipos de juegos de cartas y fichas japonesas, Kiryu también puede visitar el arcade y disfrutar clásicos de SEGA, ir al bowling, jugar partidos de pool, y hasta coleccionar distintos tipos de cartas para un juego de pelea con cartas que supuestamente es furor entre los chicos.

El código de review utilizado fue proporcionado por SEGA. El juego se encuentra disponible desde el 26 de Agosto para PlayStation 4.